Palabra Ministerial Mes de Mayo

1. Tiempo de caminar al monte del Señor

Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios.

1 Reyes 19:8

El tiempo del cansancio termino, el tiempo de esperar que las condiciones cambien ha llegado a su final, por muchos años has esperado este momento lo has anhelado, lo has buscado, ya en el pasado has visto en tu vida el poder de Dios, pero algo te canso, algo te detuvo, comenzaste a perder la esencia de la unción y como Elias te sentaste bajo la sombra de un árbol pensando que ese era el final, pero Dios tiene un propósito contigo, con tu llamado, el mismo Dios que te toco y te llamo hace años es el mismo Dios que esta levantando en este momento y te esta llevando en un nueva dirección, guiado por su Santo Espíritu, te esta fortaleciendo, te esta dando nuevo alimento, para que comiences a caminar a su monte santo, monte en el cual encontrarás revelación, propósito y dirección.

2. Tiempo de ampliar nuestra perspectiva espiritual

El le dijo: Sal fuera, y ponte en el monte delante de Jehová.

1 Reyes 19:11a

Dios nos viene sacando de la cueva en la cual habíamos pasado ya mucho tiempo, cueva que simboliza el desanimo, el enojo, la amargura, la falta de perdón, celos, envidias, pleitos, disensiones y falta de visión de espiritual.

Así como Elías se había refugiado en una cueva oscura, y Dios lo llamo para encontrarse con él, así Dios te viene llamando por tu nombre, para que en el nombre de Jesús salgas de esa cueva y comiences a tener una nueva perspectiva de lo que Dios esta haciendo contigo, aunque fisicamente y materialmente algunas cosas siguen igual, ya en lo espiritual han cambiado.

Cuando Dios te dice “sal fuera” el esta diciéndote: hijo mío el tiempo de volver a vivir ha llegado para ti, para tu casa, para tu familia, para tus proyectos, Dios nos esta sacando fuera de la cueva para volver a tener visión, para ver la perspectiva completa de las maravillas que Él hará.

3. Tiempo de abundancia para compartir

Eliseo volvió a Gilgal cuando había una grande hambre en la tierra. Y los hijos de los profetas estaban con él, por lo que dijo a su criado: Pon una olla grande, y haz potaje para los hijos de los profetas.

2 Reyes 4:38

Aunque la gente sigue gritando crisis alrededor del mundo, aunque los expertos hable de colapsos económicos, de falta de empleo, de recortes en la economía, Dios te viene confirmando que sobre tu casa habra provisión, habrá abundancia y suficiente para compartir con otros.

Levante tus ojos al cielo, porque tu provisión viene del Señor que hizo los cielos y la tierra, la crisis pasará frente a ti, pero no te alcanzará.

Declaramos sobre tu casa provisión sobreabundante, tiempo de ollas grandes, llenas, repletas de la bendición del Señor. Tendrás tanta abundancia que podrás compartir con otros.

4. Tiempo de entrar a una buena tierra

Porque Jehová tu Dios te introduce en la buena tierra, tierra de arroyos, de aguas, de fuentes y de manantiales, que brotan en vegas y montes;

Deuteronomio 8:7

Aunque tu camino ha sido difícil, aunque por años has tratado de alcanzar con tu propio esfuerzo esa buena tierra que Dios te prometio, no has podido lograrlo, porque no depende de cuanto lo intentes si no del tiempo del Señor. Este es el tiempo de su reloj profético sobre ti, tiempo en que El Señor con su mano te introduce en esa buena tierra, tus proyectos comenzarán a fructificar, tus negocios comenzarán a florecer, viene un cambio completo de condiciones sobre ti, tiempo de mudanzas, de movimientos de país que tienen que ver con llamados ministeriales, tiempo de mucha alegría, de ver la bondad del Señor, de alegrarte en Él, la tierra que Dios te prometio la estas comenzando a ver, es tiempo de ascensos, de promociones, en este tiempo donde la gente esta llena de temor, donde las noticias te infunden pánico, Dios viene levantándote a ti, a tu casa, a tu familia, tus proyectos, negocios y ministerios para que el mundo vea que las leyes nos las dicta el hombre, las dicta El Señor.

La tierra a la cual Dios te esta introduciendo es una tierra rica en bendición, prepárate para este tiempo, para ver como donde antes era desierto, ahora fluyen fuentes de agua, los proyectos que no producían ahora comenzarán a ser rico en bendición.